De los tres corazones…

Tras casi más de un año, recorro palabras y sueños que dejé más que aparcados, para encontrar entre ellos frases inacabadas, sueños abandonados y sobre todo… una película que no pude ver pero de la que me han hablado.

Como en ella sentí que aquella tarde no apareciste,

sentí que te esperé y nunca llegaste

lloré al perderte y

la vida me vuelve a mostrarte.

Ya no puedo recorrer tu cuerpo

porque ya no es mío

ya no puedo soñarte en silencio

porque hacerlo es sinónimo de prohibido.

Ya no me dejaré rodear de besos

porque ya no son los míos.

 

 

Volveré al banco del parque para susurrarte desde lejos,

junto a una tostada buscaré tu sombra y con ella aquel recuerdo

para soñar que tus dedos se entrelazan con los míos

para bucear en las pupilas de tus recuerdos 

y avanzando por tus venas…

volver a calentarme al calor de tu corazón.

Del corazón en intimidad compartido,

ese corazón que se infló de besos y sonrisas,

ese corazón que acompañó y llegó a sentir el mío.

Ese corazón que resucitó de leños quemados …

corazón acompañado.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s