El perdón

En esta vida, mal que nos pese, las cosas terminan colocándose en su sitio.

Las distintas corrientes orientales hablan de karma y los más terrunos hablan de la consecuencia de nuestros propios actos en el aquí y ahora.

Yo no sé cuál será mi karmha o karma, solo sé del dolor del presente, del desgarro de años en una terrible lucha solitaria contra todo y todos. En el nombre del amor, en el nombre de la angustia de una madre en solitario que veía que se moría un poco más cada día. Pero en el fondo, a nadie importa el ajeno. Bueno no, me confundo al decir esto, ya que las personas mediáticas, los males mediáticos son pequeños despertadores que nos espabilan de nuestra propia anestesia…recordándonos que mañana puedes ser tú quien sufras, que el dolor no es algo ajeno sino que tú también despertarás a él cuando menos lo esperes y desees.

Por todo esto…nada deseo ni nada he de perdonar.

Caada acto, cada momento, cada dolor o cada deseo es responsabilidad primera y última de cada uno de nosotros.

Yo sé de mi dolor, pero ahora, por favor…no trates de añadirme el tuyo con tan sólo la intención de sentirte más aliviado de tu culpa interna.

Todos somos humanos, todos nos equivocamos y por ello, ver, reconocer y..aceptar…es el primer paso. Después, sentir y atreverse a pedir perdón…nos engalana como seres sintientes….

Busca tu camino

busca tu respuesta

busca tu sentido….

Proyecto Alas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s