T.D.A.H.

Aunque a simple vista parecen unas palabras un tanto inconexas, son la mera representación gráfica de mil y un sinsabores, de mil y un quebraderos de cabeza para quien lleva este diagnóstico en su historia personal, sea como paciente o como pariente.

Ultimamente proliferan mil y un artículos en los que se cuestiona la veracidad de este diagnóstico que, como ocurrió en su momento con otras muchas definiciones del DSM...se convirtieron en cajón de sastre o cajón “desastre”. Todo nos llevaba al mismo diagnóstico y se han recetado y se recetan pastillas que muchos creen o han creido que producirán el efecto milagro cuando no menos el vacío de la cartera de unos y el llenado de la de otros.

No hay efecto milagro , no existe tal solución ni en el día a día ni en la triste travesía de un padecimiento.

Hablaba el otro día con mis amigas y compañeras de dolencias sobre todo esto, sobre la desazón de no tener diagnósticos ajustados que encaucen, cuando menos, el ajuste de medicaciones para evitar los sufrimientos propios de los pacientes. porque señores míos…ellos sufren sobremanera, aunque muchos crean que no…pero se dan cuenta de su no poder, de su no ser

Esto, al igual que la desesperanza del efecto milagro, son cosas que uno ha de vivirlas y pasarlas, para descubrir una de las grandes verdades…que no la única ni tampoco la mejor:” hay que atajar el tema de una manera multidisciplinar”.

Ya, sé que direis que suena a frase hecha, a discurso de la consultora, del psicólogo, de la profesora, de la psiquiatra….etc.

Pero yo quiero dar una vuelta de tuerca y proponeros que esa labor conjunta empieza principalmente por una labor nuestra como padres, una honestidad como personas, honestidad como profesores, como amigos…

Todos podemos ir dando o dotándoles de vivencias y estructura que les ayude a sobrevivir en un mundo totalmente distinto al suyo (interno), pero esos modelos, se construyen dia a día , segundo a segundo y no tienen fín.

Quizá hemos de tener claro que nada de esto desaparece, que es una forma de ser, de actuar, de vivir y que…iremos poco a poco mejorando, “adaptándolos” a esas exigencias socio-educativo-morales” que el entorno nos va exigiendo. Eso es…nos exigen a que nos amoldemos a ellos, a que aprendamos….pero ellos….no nos miran, ni nos preguntan, ni nos sonríen…sólo…nos recuerdan lo que no conseguimos ni hacemos.

No hay soluciones milagro, pero el milagro será que cada uno modifiquemos algo dentro de nosotros para persistir con amor, entereza, esperanza y no sé ya que…..ADELANTE.

Y todo esto…ha surgido tras casualmente encontrarme con este enlace que os voy a colocar a continuación

artículo

ghLa foto del infierno…de Jerras

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s