La caja de Pandora

medina. de JerrasEn mi cueva aprendí a vivir y aunque oscura, sabía ver lo que en ella había.

El silencio y la falta de luz me hizo buscar dentro de lo más oscuro y allí encontré, me rencontré con pasajes abandonados, con miedos acumulados, con deseos perdidos, con mentiras apiladas y hedor…mucho hedor.

No necesitaba del alimento externo y comencé a reciclar mis propios pensamientos, sentimientos y fantasías y de ellas quité la paja, desgrané las mil y una mentiras y sentí…que ya nada quedaba.

Me volví oscura como la cueva y sentí que el frío era algo que yo emanaba de dentro hacia afuera.

Me consumí en las brasas del averno y me entregué, sin vender, por ello, mi alma al demonio. No temí morir, no temí estar sola en esta lid, era sólo entregarme a mi sino.

Y ahora, osado donde los haya, llegas a abrir mi puerta , sin previo aviso, y he de ser yo quien te avise, quien te recuerde que quien ha vivido en ese averno interno, que quien no ha necesitado luz para ver, que quien aún siente el frío y el hedor como parte de sí…puede llegar a ser peligroso porque sin quererlo, sin poner intención alguna… puede llegar a provocar uno y mil infiernos en quien a su lado está. ¿Por qué será?

La caja de Pandora, se ha abierto, ” la has abierto por deseo propio“.

¡¡Bienvenido a ese infierno!!

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s