LA MOCHILA

Todos llevamos a nuestra espalda una mochila.

0000Enmudezco al contemplar cómo los días han pasado. Recojo con el dorso de mi mano las últimas lágrimas que ya derramé para dar paso a las nuevas sonrisas que promete traer este nuevo año.

La mochila es parte de mi vida; llena está de historias propias y ajenas, que se han ido sumando a mi bagaje por empatía por simpatía y por…amor a la propia vida. No me pesa, no me hiere, no amarga el correr de los minutos ni oscurece el horizonte de promesas que nunca llegaron o que prometen llegar.

Mi historia es la suma de otras muchas historias y otras tantas me han sumado a las suyas, entretejiendo en esa enrebuscada madeja la maraña de la vida.

Gracias

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a LA MOCHILA

  1. Anuska pelandrusca dijo:

    Qué gusto leerte de nuevo. Por favor regálanos un post todas las semanas.

  2. Mamá, quiero ser artista dijo:

    Ya sabrá disculpar que le escriba para diferir de su mensaje, por otras razones estupendo. A mi juicio, vivir no es acudir a un cámping. La metáfora de la mochila es la más usada en nuestro tiempo porque casa bien con una vida de usar y tirar, de fogonazos, instantánea y digital, en definitiva, banal. Antes se usaba sin embargo, la de la escultura. Nos hacemos y nos hacen, como si fuéramos estatuas que nunca llegaran a hablarse.
    En la física de partículas, las partículas más elementales interaccionan entre ellas, como sabemos por la mecánica cuántica, a pesar de que es imposible por estar muy alejadas. El bosón de Higgs confiere masa a todas y cada una de las partículas que la tienen, extendido en una retícula infinita, dando allí y quitando acá. Vibramos, en resumen, a veces de una forma y luego de otras muchas, y al hacerlo bailamos con nuestros compañeros, en comunión con ellos, de la misma manera que sus vibraciones van tejiendo y configurando la nuestra, Y podemos elegir la música, que nunca queda fijada:

    ( Adagio 5´13´´)

    • miryea dijo:

      Muy señor mio:
      Puede libremente discrepar ya que estamos, como también se acostumbra a decir en este mundo “actual” , en un estado democrático y en el que cada cual, puede expresarse “libremente”.
      Yo agradezco tanto las palmaditas sentidas como las críticas razonadas y he de reconocerle que la comparación de la mochila( propia de nuestros tiempos de locura y rebelión) es una metáfora tremendamente socorrida en estos tiempos en los que la terapia, los psicólogos , el coach y otros muchos profesionales varios se ven hasta con excesiva normalidad. Tristemente quedaron atrás ,los tiempos de las ágoras, las noches de hoguera familiar y momento de trasmisión generacional y quizá por todo ello, no se entiende de metáforas más clásicas o simbólicas.
      Que he recurrido a lo sencillo? claro que sí, pero… no importa.
      Gracias a ello…he recibido estos comentarios y este fragmento del grandísimo maestro.
      Bienvenidas las discrepancias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s