Del desgarro del alma…

Cuentan que en la vida hay terribles momentos que oscurecen el horizonte con los dolores más invisibles pero a la vez más difíciles de soportar.

Son dolores que se han parido, a los que hemos visto crecer y que durante unos cuantos o muchos años nos han acompañado.

Esos dolores no se contabilizan y normalmente no se pueden exponer a la luz porque sólo los llega a medio-entender quien anteriormente los ha pasado o quien los pasa y entonces los aprehende.

Dolor por sentir que no puedes agarrar al viento, por ver cómo el humo te atraviesa, cómo la tormenta te “raya” y te transforma, te quema…te mata una vez más.

Y así, en cada desgarro se pierde sangre, esperanza y por momentos ilusión de vivir.

En cada desgarro como si de una oración o súplica se tratara se ruega al omnipresente que sea un mal sueño para poder así despertar una vez más a la vida y…continuar.

Dime

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s