Tras la batalla

Dicen de ella que volvió tras meses de intensas

peleas a su castillo, su refugio, su cueva; que

cual hombre luchó en labatalla y que quien de su razón nada supiera, jamás descubriría que  con una mujer se retaba.

Volvió ensangrentada, de heridas y magulladuras señalada , con la mirada perdida..sin mediar palabra alguna en su cama se acostó.

La dejaron descansar en su aposento y a oscuras lloraba, gritaba y a ratitos descansaba pero ni al mundo salía ni del mundo nada le llegaba. Seguía tumbada en su cama y con  ella su pesada y poderosa espada.

Noches y días transcurrían y de ella nadie sabía porque una noche, decidió refugiarse en la más oscura y húmeda de las mazmorras, en aquella que preparó para llegado el momento encerrar al enemigo; y ahora ella espera… cual condena espera un reo…

que llegue lo inombrable, que se apodere de sí la conciencia perdida y dejada tras cruentas batallas, tras podridos sueños y hostiles palabras y miradas.

En la oscura y profunda mazmorra

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s