Un cigarro

Tantos momentos juntos que aún me cuesta vivir sin tu aliento, sin tu sabor…sin esa sensación de que ya…no has de estar en mis adentros.

Recuerdo tu tacto, tu olor, tu sabor en mi boca y mi sensación al tenerte, al recorrerte con y  entre mis dedos, al juguetear contigo y al construir aquellos castillos de humo..a cada momento.                                               

No supe ser fuerte y a pesar de creer ser yo quien  controlara…me dí cuenta que solo yo salía perdiendo. Sabía que no me convenías pero no podía, yo seguía insistiendo.

Cada noche al acostarme pasaba un rato dando vueltas porque quería borrar de mi mente tantos y tantos momentos que…Me repetía una y otra vez que a la mañana siguiente, al despertar, todo cambiaría.

Y así, al despertar, volvía una vez más a tu lado, totalmente entregada, sedienta de tí y entregándote en silencio el poder de mi libertad, de mi vida, de mi aire personal.

Aún mis pasos son inciertos, tu recuerdo está aún en mis adentros pero…he de seguir caminando, respirando y viviendo.

“Un cigarro dice lo que es la vida: fuego de unos instantes, humo y cenizas”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un cigarro

  1. aurvitoria dijo:

    15 años ya que lo abandoné y aún hoy lo sigo añorando. Ese juguete entre mis dedos, ese veneno entre mi sangre. No sé si comprarme uno eléctrico….como muñeca hinchable que calme mis ansias, aún con imaginación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s