Cyrano

Mi querido Cyrano:

Llegan a mí tus palabras y el escondido deseo de quien las dice soñando que ha encontrado el sueño que sabe de sobra que nunca se ha materializado.

Como Romeo o mi anhelo, de sueños y palabras propias o buscadas…construyes desde la distancia el jardín de nuestro cortejo. No son cadenas ni tan siquiera extrañas penitencias sino exhalaciones de gozo y extraño fluir los que…vuelan al pais de Morfeo.

Con cada palabra estimulas mi gozo, con cada linea callada o contada hilas en mi mente la fantasía del deseo. No deseo carnal ni zafio sino…deleite, pasión por saborear hasta el detalle más íntimo en el que nada ni nadie entra, en el que nada ni nadie es tan importante como uno cree, como uno sueña.

Puedes si quieres seguir escondido tras la espalda de quien la capa oscura lleva, vigilando con tensión y tiento mis gestos, mis respuestas o simplemente mostrarte aun a sabiendas de que el juego sólo depende de quien lo ejecuta; lo juega. Sigue pues si así lo deseas en la sombra porque nadie te empujará a ninguna parte y como en otros tiempos hablaron de aquél que a su amada flores regalaba…sigue ,por favor, regalándome tus palabras, sean tuyas o copiadas , que con ellas a mi alma un regalo entregas y por ellas este y otros versos te regalan.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s