Comparto tu regalo Nurieta

La verdad es que no concilio el sueño y recuerdo nuestras últimas conversaciones en las que desde tu experiencia, compartías con amor y entrega a lo que se diera..lo que ibas percibiendo.

Las palabras de agradecimiento y amor eran constantes. Comprender era una que se repetía a pesar de que muchas fueran las cosas que costaba o resultaban dificiles de comprender pero, con una risa de las tuyas acababas, acababamos diciendo que la vida es de cada cual y que el peso del mundo no está en uno o unos pocos.

Las relaciones, el día a día desde lo sencillo en el que me describías con agradecimiento el hecho de compartir el terrible camino de la enfermedad con tu padre pero a la vez, el agradecimiento del rencuentro, de cómo te cuidaba estando él también enfermo, empujaba tu silla… y lo decías con esa dulzura, con esa sonrisa que abarcaba tu rostro y con ese brillo tan particular en tus ojos…

Llena de vida y esperanza hasta el último momento, curiosa hasta en el último paso ya que..decías haberlo probado todo, haberlo intuido todo y que tan sólo quedaba vivirlo para saberlo y que por lo tanto…no quedaba nada más que hacer que…disfrutar de las comidas en el restaurante, del cuidado y el descanso en el hospital, de las partidas a cartas y…poco más.

Sentía en tus palabras la satisfación de lo ya hecho, el amor de todo lo compartido y aunque algun que otro desgarro quedaba…esperabas que el tiempo y todo el amor que sembraste…germinará algun día. 

Incluyo la entrada que hace unos meses, en septiembre, puse y que…realmente…habla de tí. Un beso gran estrella, hermosa luna…hermosa mujer.

Sea lo que sea…. tan sólo se decirte que… no sé por qué, pero me siento a tu lado… en silencio… te abrazo por detrás, con mimo, con suavidad, para que descanses, para que mires al hacerlo al cielo y veas las estrellas en el firmamento, para que tu diafragma se abra aún más si puede y sueltes lastre….
 
Solamente recordarte me emociona, me hace sentirme sonriente y te estrecho en mis brazos con deseos de poder alimentar tu entereza, tu tenacidad, pero a la vez también, con intención de alimentar la parte más vulnerable de tí, la más dolida, la que más de una vez has escondido detrás de una sonrisa.
Todo el mundo te dice que no pasa nada, pero.. yo no sé decirte eso. Yo sólo sé decirte que pase lo que pase…me tienes aquí y ahí, que necesites lo que necesites…todo es lícito mientras tu alma, tu recuerdo y tu..no sientas que te oscureces.
Mirar la foto es recordar esa postura más dificil de entrega a la vida, a lo que se dé. En ello andarás a ratitos y por ello, va mi recuerdo para tí. No soy nadie pero este es tu espacio, tu momento . Desde la distancia…tan solo sonrie. Dulce beso
Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s