La primavera de una profunda conversación

Cuando se habla sin cautela, se cae fácilmente en situaciones que obligarán más tarde a arrepentirse en más de un sentido. Empero, cuando al hablar se guarda reserva, las palabras adquieren una modalidad cada vez más sólida, y todo motivo de arrepentimiento desaparece. I.ching

Y añadiría que cuando nos abrimos a la vida y a nuestro propio sentir, llega el momento, la fuerza, el sentir y la necesidad para que aquellas palabras que no se dijeron salgan.

En ese salir, no hay rencor, ni hay deseos de venganza, tan sólo de compartir el sentir , de compartir  como un regalo…Bendito regalo que se riega con joyas brillantes que ruedan haciendo brillar más si cabe a mi sonrisa.

En definitiva, la comprensión , la empatía, y sobretodo…el amor….nos llevan a esas justas palabras que si bien por momentos quisieron alimentarse de olvidos, malentendidos…resucitaron de donde siempre estuvieron para florecer junto con la primavera.

Dulce beso de chocolate

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s