Aunque…

Aunque sea tan simple como un girasol, quiéreme por un momento. Rodéame de besos y sostenme entre tus brazos para que brille y me recupere, aunque sólo sea por este espacio de tiempo.

Haz que al llamarme me gire a buscarte como busco al sol cada día, haz que del calor de tus abrazos, maduren sin control las mejores pipas para que ya listas, seamos ambos quienes las recojamos, quienes en el sofá nos sentemos y juntos…las comamos.

Recógeme con sonrisas, con palabras de aliento que me acaricien y sobre todo…cólmame de dulces besos y suaves pero intensos abrazos. Sostenme por un momento entre tus brazos para que me recupere, para que tras exhalar alientos de angustias y tremendos pesares…retome una vez más el camino y siga brillando, girando…dando.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s