Mis últimas palabras…y la felicitación que hizo.

Duele cuando sientes que pierdes, cuando una hoja se cae y más aún cuando consideras que eso…es injusto.

Sí, perdonad por las últimas palabras porque el concepto de justicia es un tanto ambiguo y lleva a error, pero… desde la desazón que causa sentir impotencia, sentir que a veces los ciclos vitales no se cumplen …en fín. Creo que no necesito extenderme más.

A buen entendedor pocas palabras hacen falta.

Me han pedido unas palabras para leer bajo la atenta mirada de quien quiere criticar, de quien quiere el silencio, de quien no ve porque sus ojos están bañados en lágrimas, de quien sólo estará por el qué dirán….

“Existen personas en nuestra vida que nos hacen felices simplemente por haberse cruzado en nuestro camino.

Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar, otras apenas están más que un rato. A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos. Tal vez una hoja de un arbol caracteriza cada uno de esos amigos. Los primeros brotes: papá y mamá..nos muestran lo que es la vida. Luego los amigos hermanos con quienes compartimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros;así pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien. Más el destino nos presenta a otros amigos, los cuales no sabiamos que iban a cruzarse en nuestro camino. A muchos de ellos les denominamos amigos del alma, de corazón. Son sinceros, son verdaderos, saben cuándo no estamos bien, saben lo que nos hace felices.

Hay amigos de un tiempo, tal vez de unas vacaciones, de unos dias o unas horas. Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro durante el tiempo que estamos cerca. Hablando de cerca…no podemos olvidar a amigos distantes, aquellos que están en la punta de la rama y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra. El tiempo pasa, el verano se va , el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas, algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones. Pero lo que nos hace más felices es que las que cayeron continuan cerca, alimentando nuestra raiz con recuerdos maravillosos de cuano se cruzaron en nuestro camino.

Te deseo, hoja de mi árbol: paz, luz y amor.

Hoy y siempre, simplemente porque cada persona que pasa por nuestra vida es única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejarán nada. Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.”

*  realizada por Damián para el concurso de postales navideñas 2011

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mis últimas palabras…y la felicitación que hizo.

  1. aurvitoria dijo:

    Qué bonitas palabras para una despedida, no, un hasta luego. Siempre que alguien recuerda a quien nos deja hace que su vida aún continúe.
    Hoy mi hija me ha comentado lo impactados que están en clase porque él no está en el insti. Se han acordado de la carrera de cascabeles y de como iba por las clases animando a los demás. Siempre se acordarán de Dami.

  2. miryea dijo:

    Siempre he creido que la muerte tenía algo de doloroso pero que la satisfacción de ver en paz a quien parte y de saber que está bien… relaja.
    Ante el dolor que en especial una compañera suya sentía, no he podido evitar algo que lo había hablado con él que era.. hacer de la vida y de lo duro una fiesta y como siempre hablábamos de la música y al despedirnos siempre quedó eso como un punto de encuentro junto con los dibujos… le hemos puesto una dedicatoria en el programa de radio vitoria. Era en el club de amigos, donde todos nlos oyentes llaman para felicitar el cumpleaños. ¡Qué paradoja! seguro que álguien habrá criticado o hablado de mi desacierto, pero….le hemos pedido que le dedicaran una canción, para que la baile allá donde esté, y que casualmenbte era la que Nataly ha pedido y que era la que tanto le gustaba.
    Sorprendete porque esa canción se titula “La despedida” y tiene el ritmo vacilón que le gustaba.
    Así es la vida, así…. por eso está bien cantarla, bailarla, soñarla, escribirla o pintarla… todo está bien si parte del corazón.
    Me alegra que… Damián sea un buen referente y recuerdo para todos…realmente….LO ES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s