Retratos de soledad

Así se titulaba una de las películas que he visto y con ese sabor de boca comienzo este escrito tristemente acompañado de una última llamada de teléfono.

Pasamos la vida perdiendo, enquistados en dificultades,. dolores no olvidados, miedos que nos atenazan y…de una y mil maneras morimos en vida. Nos lamentamos, culpamos y a veces levantamos nuestro puño hacia el cielo culpando de todas estas “.minitragedias al creador”.

Permitidme que amargamente sonría y que se me escape alguna que otra lágrima ante la impotencia y rabia que siento, tras colgar el teléfono, por ver cómo almas y corazones grandes, eligieron en su comienzo un traje defectuoso de fábrica para acabar, para penar desde el primer al último respiro…sin decir un ¡AY!

De sonrisas y agradecimientos llena su espacio y sólo, luz y bondad. Su única desgracia fue elegir mal ese traje que se llama cuerpo.

Ejemplo para los que le hemos conocido.

Adjunto su dibujo :

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s