Siempre a tu izquierda

Siempre a tu izquierda he estado y estoy.

Como testigo mudo he visto tu dolor, desde que llegaste a este mundo y hasta que en mis brazos te dejes llevar.

Me has negado y de mi huyes como si yo fuera quien con dolor te haya de llevar, pero no soy yo quien te duele, quien te hiere, sino simplemente como mudo testigo quien te acompañará, quien te esperará, quien te observará …y muchas cosas más.

No es justo lo sé, pero todo lo que tiene comienzo …tiene final. Por eso espero a tu vera: paciente, compasiva y si miras….a tu izquierda me encontrarás y aunque no me veas…si quieres…me sentirás.

Te solté al emitir el primer llanto y te recogeré con tu último expirar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s