Fuego

¡Mirame! te has ido  sin previo aviso y aún en la distancia me recuerdas, me recorres, me hueles…me añoras.

Me arrinconas en la pared del olvido creyendo que al hacerlo de tu fuero interno desaparecerá ese tormentoso deseo.

Me sueñas en silencio y como una letanía me recorres de arriba abajo, despacio, muy lento. Dibujando los rincones ocultos y los más abiertos, acompañando yo al recorrer de tus movimientos con suaves melodías de humedos alientos.

Me deseas y deseas cubrir con el tuyo mi cuerpo, para conquistar mi deseo, para llenar mi silencio, para sentir, una vez que estás adentro, que el fuego en el  que creías  estar ardiendo  es el fuego que tienes dentro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s