de la desesperanza y el amor

Los boleros y los tangos siempre me han parecido una apasionante y artística muestra de la pasión más humana y sentida.

Un beso arrastrado es el bolero, el tango encarnado en el propio acto

Pero no solo se apasiona uno amando carnalmente, tambien hay otros tipos de apasionamientos igual de ardientes y posesos…..si no… se puede leer a San Juan de la Cruz y Santa Teresa o incluso a la Madre Teresa de Calcuta.

 

Desesperanza (bolero) – María Luisa Escobar.[6]

  • Nunca me iré de tu vida    
  • ni tú de mi corazón,
  • aunque por otros caminos
  • nos lleve el destino
  • qué importa a los dos.
  • Te llevo dentro del alma
  • como un tatuaje de sol
  • y entre mis venas
  • palpita la llama encendida
  • de tu corazón.
  • En una noche callada
  • te fuiste y no has vuelto,
  • mi vida entera te llama
  • y anhela tus besos… míos.
  • Es que tú acaso no escuchas
  • mi grito doliente
  • la voz de mi alma
  • que llora tu amor.
  • Y te pide que vuelvas                                  
  • con tus labios ardientes
  • y tu alma encendida
  • a volverme la vida
  • que un día te llevaste con mi corazón
Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a de la desesperanza y el amor

  1. miryea dijo:

    Fragmentpo de la obra de San Juan de la Cruz.
    Tras leerlo yo pregunto,¿ acaso es diferente el amor devocional hacia dios o hacia un ser humano?

    CANCIONES DEL ALMA… [ II ]

    ¡Oh llama de amor viva,
    que tiernamente hieres
    de mi alma en el más profundo centro!
    pues ya no eres esquiva,
    acaba ya si quieres;
    rompe la tela de este dulce encuentro.

    ¡Oh cauterio suave!
    ¡Oh regalada llaga!
    ¡Oh mano blanda! ¡Oh toque delicado,
    que a vida eterna sabe
    y toda deuda paga!,
    matando muerte en vida la has trocado.

    ¡Oh lámparas de fuego
    en cuyos resplandores
    las profundas cavernas del sentido
    que estaba oscuro y ciego
    con extraños primores
    calor y luz dan junto a su querido!

    ¡Cuán manso y amoroso
    recuerdas en mi seno
    donde secretamente solo moras
    y en tu aspirar sabroso
    de bien y gloria lleno
    cuán delicadamente me enamoras!

  2. miryea dijo:

    y ahora es el turno de Santa teresa

    Vivo sin vivir en mí

    Vivo sin vivir en mí,
    y de tal manera espero,
    que muero porque no muero.

    Vivo ya fuera de mí
    después que muero de amor;
    porque vivo en el Señor,
    que me quiso para sí;
    cuando el corazón le di
    puse en él este letrero:
    que muero porque no muero.

    Esta divina prisión
    del amor con que yo vivo
    ha hecho a Dios mi cautivo,
    y libre mi corazón;
    y causa en mí tal pasión
    ver a Dios mi prisionero,
    que muero porque no muero.

    ¡Ay, qué larga es esta vida!
    ¡Qué duros estos destierros,
    esta cárcel, estos hierros
    en que el alma está metida!
    Sólo esperar la salida
    me causa dolor tan fiero,
    que muero porque no muero.

    ¡Ay, qué vida tan amarga
    do no se goza el Señor!
    Porque si es dulce el amor,
    no lo es la esperanza larga.
    Quíteme Dios esta carga,
    más pesada que el acero,
    que muero porque no muero.

    Sólo con la confianza
    vivo de que he de morir,
    porque muriendo, el vivir
    me asegura mi esperanza.
    Muerte do el vivir se alcanza,
    no te tardes, que te espero,
    que muero porque no muero.

    Mira que el amor es fuerte,
    vida, no me seas molesta;
    mira que sólo te resta,
    para ganarte, perderte.
    Venga ya la dulce muerte,
    el morir venga ligero,
    que muero porque no muero.

    Aquella vida de arriba
    es la vida verdadera;
    hasta que esta vida muera,
    no se goza estando viva.
    Muerte, no me seas esquiva;
    viva muriendo primero,
    que muero porque no muero.

    Vida, ¿qué puedo yo darle
    a mi Dios, que vive en mí,
    si no es el perderte a ti
    para mejor a Él gozarle?
    Quiero muriendo alcanzarle,
    pues tanto a mi Amado quiero,
    que muero porque no muero

  3. aurvitoria dijo:

    Soneto para acabar un amor

    He quemado el pañuelo por si acaso
    se pudiera tejer de nuevo el lino.
    Le sobra la mitad del vaso al vino
    y más de media noche al cielo raso.

    Tenía que pasar esto. Y el caso
    es que estando yo siempre de camino
    y estando tú parada, no te vi y no
    me ha cogido el amor nunca de paso.

    Puede que salga a relucir la historia
    porque nunca se acaba lo que acaba,
    que se queda a vivir en la memoria.

    Echa a andar el amor que te he tenido
    y se va no sé dónde. Donde estaba.
    De donde no debiera haber salido.

    Manuel Alcántara

    De las grandes tristezas (ausencias) salen los mejores versos…y sino acordémonos de Pablo Neruda

  4. miryea dijo:

    ¡Qué maravilla!
    Mil gracias por este hermoso y sincrónico poema.

  5. miryea dijo:

    mira tu qué casualidad que hoy he encontrao una interpretación de lo que casualmente puse en esta entrada. Es el bolero de Maria Escobar interpretado por otra cantante.
    Para quien le guste… no tiene más que pinchar.
    Yo no conocía nada de ellas así que no tengo opinión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s